CONFINAMIENTO – ADAPTACION – DESESCALADA – CAMBIOS

Valcruz, distribuidor de EPDM para impermeabilización

NUEVAS VIVIENDAS INTELIGENTES

Parece de película de ciencia ficción pero la especie humana se ve amenazada por un virus que atenta contra la perpetuidad de la especie y nos pone en alerta, no solo por el hecho de tener que quedarnos en casa, sino que saltan todas las alarmas para fijar la mente y las soluciones en aquello que estamos haciendo mal.

En todos los países se han adoptado medidas más o menos restrictivas pero el caso es que el desconocimiento es total acerca de esta pandemia. Lo que sí sabemos es que a partir de ahora van a ser más numerosas y más abundantes y que la comunidad científica se ha puesto mano a la obra para entender, para demostrar y sacar una vacuna y dar carpetazo con una solución al problema… y aunque será la ciencia quien busque una solución,  mientras tanto, muchas preguntas acerca de como estamos tratando nuestro planeta y qué podemos cambiar para bien y no volver al bullicioso ruido, el estresante trabajo, el cerco de las ciudades, el maltrato animal, la polución.

Parece que hemos reflexionado sobre ello y parece también que queramos poner remedio para un cambio drástico en nuestras vidas.

Muchas personas a partir del confinamiento se han planteado volver a los pueblos o vivir en el campo, las ciudades se han comportado como celdas de prisión y en donde se ha propagado mejor el virus debido a la concentración de personas.

Igualmente, mirando y estudiando la gran crisis económica y a los sectores en donde más ha afectado podemos deducir que quien no se había incorporado a la vida digital ha tenido más problemas que aquellos que por ejemplo, habiendo tenido un local comercial, también tenían una tienda on-line con la que han seguido vendiendo. El sector turismo se tiene que reinventar y dedicarse en unos años al turismo local y nacional, el ocio se ha reinventado en los balcones y por internet, la sanidad está en auge y nos ha demostrado su valor, la educación va a tener que adaptarse a las nuevas tecnologías y no somos de los primeros países tecnológicos . Muchas familias no tienen disponibilidad económica para ofrecer a sus hijos dispositivos, ordenadores y banda ancha y otros aun pudiendo no ven del todo la necesidad por lo que tenemos por delante un gran esfuerzo de voluntad y trabajo con una historia intermitente de hacer y deshacer.

La construcción no ha parado del todo en esta pandemia pero también es un sector que deberá reinventarse. Los arquitectos tendrán que dar forma a viviendas más inteligentes, más amplias, porque seguramente las casas se convertirán en centros de trabajo también y montaremos y desmontaremos casa según sus habitantes y sus edades, con estancias apropiadas en cada caso.

La impermeabilización de los tejados con materiales novedosos y duraderos como el EPDM y la adaptación de jardines en terrazas y paredes verticales y  también estanques ayudará a la conexión con la naturaleza y el transporte por dentro de las ciudades tendrá que ser más rápido y más limpio.  La higienización del medio ambiente es importante para mantener nuestra propia higiene con energías renovables. Los edificios y las casas deberán estar en armonía con los elementos naturales y ser respetuosos.

Volver al caos no nos devolverá la salud.

Si lo ves interesante, comparteloEmail this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook