TRADICIÓN E INNOVACIÓN

TRADICIÓN E INNOVACIÓN

Maquinas Talsa

Más de 100 años de experiencia

Más de 100 años de experiencia industrial es más que palabras. Un siglo trabajando para la industria cárnica fabricando maquinaria de calidad de mediana capacidad es todo un logro.

Talsa tiene en sus manos toda la experiencia de 4 generaciones de la familia Belloch. Aquel taller que comenzó en el año 1900 prestando servicio a la Industria eléctrica se fue convirtiendo en una estructura industrial.

Pronto daría forma a sus máquinas de gama Talsa, que se caracterizarían por la utilización siempre de las nuevas tecnologías.

Si Talsa ha ido superándose en el tiempo es porque apostó siempre por subirse al carro de la Tecnología y también por ser de los primeros en cuanto a implementar en su fábrica las Normativas europeas. Esto le ha conferido siempre una imagen de modernidad reconociendo su labor con Premio a la Exportación de la Cámara de Comercio de Valencia.

Mientras que la industria en España ha ido lentamente planificándose en el tiempo y haciéndose de rogar, los industriales y profesionales avanzados han sabido introducirse en los canales adecuados para poder crecer y con éxito.

Talsa así lo viene haciendo y su gama de máquinas para la industria chacinera de mediana capacidad, es cada vez más  conocida en el mundo.

Por casi todos los países Talsa tiene una colaboración de distribuidores, conocedores de la política de empresa en cuanto a ventas y post venta de la firma, donde es muy exigente, a la vez que su cumplimiento hace que sea comprometida a la hora de plazos de fabricación de máquinas y transporte urgente de maquinaria así como la inmediatez del envío de la spiezas de repuesto.

La distribución es en Talsa el motor de sus ventas que a través de los distribuidores aseguran la instalación, haciendo la puesta en marcha por un técnico especializado garantizando su funcionamiento y la asistencia técnica en caso de reparación.

SIEMPRE INNOVANDO EN TALSA

SIEMPRE INNOVANDO EN TALSA

Talsa fabricante de máquinas para la industria carnica

INNOVACIÓN INDUSTRIAL

Podríamos definir la innovación en la industria como la aplicación de una idea nueva hasta convertirla en un producto mejorado o en un nuevo sistema de producción, su difusión, comercialización y utilización.

Talsa está comprometido con la innovación industrial, y en este sentido es un innovador constante. De acuerdo con su definición, Talsa desarrolló unas máquinas que triunfaron por su sencillez, Talsa se convirtió en un referente competidor y en ese sentido ha ido manteniendo su liderazgo, gracias a su continua investigación para conducir sus máquinas a lo más alto.

Sus directivos y todo el equipo están convencidos, y trabajan junto con colaboradores y clientes, para lograr la excelencia en una apuesta por la investigación de cómo mejorar su maquinaria de mediana capacidad para la industria cárnica.

Tanto las piezas, como los mecanismos, la entrega, el servicio post venta, pedidos y la atención al cliente forma parte de una manera de ser y de hacer para que todo el entramado funcione y progrese, diríamos que es la política de empresa.

Por otra parte, las ideas y  el departamento I+D+i da forma a lo que más tarde producción con sus trabajadores especializados llevaran a cabo en unas instalaciones ordenadas, limpias y seguras. Es el sello Talsa.

Todo esto es fruto de un buen trabajo de dirección que además ha estado muy atento a la motivación de todos sus empleados, sin escatimar ningún recurso. Los trabajadores de Talsa están satisfechos y también son un activo de la empresa.

Esta innovación constante permite el mantenimiento e incluso incrementar la cuota de mercado, asegurarse una posición, mantener el liderazgo y abrirse a nuevos mercados incipientes sin riesgo alguno.

Esta innovación también es marca en nuestro propio país y satisfacción de que nuestros empresarios vean su trabajo reconocido en el extranjero.

La creatividad es otro de los aspectos importantes a la hora de innovar. Tener una mente abierta y añadir aspectos diferenciales realmente útiles lleva a una mejora eficiente del producto que muchas veces también es una necesidad del usuario bien observada y escuchada por parte del Industrial.

Reinventarse de forma constante es una premisa indispensable para progresar en el mundo de la empresa.

LAS AMASADORAS PARA PROFESIONALES

LAS AMASADORAS PARA PROFESIONALES

TALSA, SIEMPRE INNOVANDO

Las amasadoras para profesionales son las máquinas estrella de este fabricante que  incorpora nuevas funcionalidades a las que ya tenía en catálogo, resultado  de su continuo camino hacia la excelencia.

Talsa acaba de sacar al mercado sus Amasadoras-Mezcladoras 2022 Suprem. Las amasadoras para profesionales son la máquina estrella de este fabricante que  incorpora nuevas funcionalidades,  resultado siempre  de su continuo camino hacia la excelencia.

Su colaboración con la Universidad de Valencia y sus proveedores industriales dan sus  frutos y esos continuos trabajos de investigación, da como resultado el mejoramiento de sus máquinas  destinadas a la industria alimentaria.

Son cinco las máquinas con algunos modelos diferentes los que componen el catálogo de Talsa y que son piezas claves necesarias en las carnicerías españolas y mundiales, entre ellas sus nuevas amasadoras para profesionales:.

  • Embutidoras
  • Amasadoras
  • Picadoras
  • Cutters
  • Marmitas

Todas ellas máquinas de mediana capacidad para la industria chacinera, todas complementarias ente sí y todas ellas con un exhaustivo control de calidad realizado por organismos de verificación y asesoramiento de calidad CE.

La calidad es uno de los valores que ha hecho de Talsa un referente líder mundial en la Industria Alimentaria, por los materiales utilizados, la sencillez del manejo, por la seguridad en las mismas y la facilidad de limpieza, entre otras muchas, dando como resultado un producto actual y robusto a un precio justo.

Sus máquinas se venden en todo el mundo y otro de sus puntos fuertes es el servicio tanto en la entrega de las máquinas como de las piezas de repuesto. La atención inmediata a aquellos que son distribuidores por todo el mundo es una garantía de una buena gestión comercial.

100 años de servicio a la industria de la carne son suficientes para haber nacido y crecido en nuestro país y afianzado una exportación gracias a la herencia y buen hacer de sus gerentes y administradores.

Las instalaciones Talsa ofrecen la imagen de limpieza, seguridad, orden que a la vista ya confirman todo su empeño de liderazgo.

España es un país de contrastes y de contrarios, hay muchas empresas que han apostado por las nuevas tecnologías desde el inicio del cambio digital. Algunas han sabido estar siempre en el candelero de lo más novedoso, de la exigencias comerciales, de imagen, de publicidad con un saber hacer desde la base creando un entramado sólido comprendiendo que la única manera de estar es siendo y caminando hacia la excelencia y siendo competitivo asumiendo ciertos riesgos.

Otros, en cambio, se quedan agazapados, con cierto miedo y poco a poco. El uso de internet, el correo electrónico, las tiendas on-line, las aplicaciones etc… aún no se han asentado en este país que todavía tutea con lo analógico.

Talsa ha sabido dotar a través de su web y en su acceso solo a sus distribuidores, mediante una aplicación de venta específica muy visual con despiece de las distintas máquinas para solicitar las  mismas y las distintas piezas.

Siempre innovando es uno de sus lemas.

REVOLUCION DIGITAL INDUSTRIA 4.0

REVOLUCION DIGITAL INDUSTRIA 4.0

 

LOS NUEVOS RETOS DIGITALES

Internet y la revolución digital propician una revolución industrial y la implementación de la Industria 4.0 tendrá que ver con la inversión del sector público y privado para llevar a cabo los nuevos desafíos que ya están en marcha y a los que hemos de incorporarnos.

No recuerdo dónde pero el otro día escuche a alguien decir que si se ponía a ver una serie por la noche le daba la madrugada pues enlazaba un capítulo con otro.

Eso me hizo pensar que no sé si los embrutecidos somos nosotros o lo que acontece nos embrutece puesto que tenemos libertad de elección.

Teniendo en cuenta a las altas horas en que comienza  la televisión a emitir las películas y teniendo en cuenta el tiempo que se dedica a la publicidad, podemos deducir que dormimos poco y que eso se traduce en productividad baja.

No sé en otros países de Europa, pero los españoles somos trasnochadores por naturaleza y creo que esta forma de ser no tiene nada que ver con ser mediterráneos, tiene que ver con la, como diríamos en valenciano el meninfotisme, ese carácter despreocupado.

En otros países vecinos, los horarios son más propensos al trabajo, madrugan más, comen antes y a las cinco o seis de la tarde han acabado su jornada laboral para lo que les queda tiempo para la familia y las cervezas. La hora del sueño es temprana y propicia un descanso para la productividad y llevar una vida más sana.

No es de extrañar que también Industrialmente sean más prósperos y sean vanguardistas en transformaciones tecnológicas e inventos.

No todas las empresas españolas carecen de este ideario, también las hay que apuestan por estos modelos que conllevan parte del éxito empresarial, como es el caso de nuestro cliente Talsa que siempre está en disposición de superar sus máquinas confiando en la tecnología y el I+D.  Su liderazgo a nivel mundial se ha dado precisamente por ser empresa innovadora y tecnológica.

La industria alemana, por ejemplo, fabrica productos complejos muy innovadores. Su potencia económica se basa en su capacidad innovadora y su inversión en I+D contribuyendo a él tanto el mundo privado como el de la empresa.

Las grandes tendencias de la digitalización como la inteligencia artificial, la ciberseguridad, los sistemas inteligentes, el comercio electrónico, etc… son los grandes desafíos a los que hemos de enfrentarnos si no queremos quedarnos en la cola mientras vemos las series de moda.

FABRICANTE Y DISTRIBUIDOR DE AMASADORAS PARA LA INDUSTRIA CÁRNICA

FABRICANTE Y DISTRIBUIDOR DE AMASADORAS PARA LA INDUSTRIA CÁRNICA

TALSA

Las amasadoras son el producto estrella en la gama de máquinas de Talsa, fabricante y distribuidor de máquinas para la Industria cárnica.

Las máquinas de Talsa son de mediana capacidad habiendo conseguido destacar en el mercado obteniendo un liderazgo en la Industria Alimentaria a nivel mundial.

La empresa fundada en 1900 no ha dejado de crecer, gracias a la búsqueda de la calidad para la que no ha escatimado en inversión y esfuerzo.

Lo que en un principio buscaba la excelencia de sus máquinas se convirtió en la búsqueda de la excelencia de la marca que a través del tiempo ha ido consolidando el I+D+i inicial en una empresa con carácter impuesto desde su política de empresa dedicada a la gestión y a la logística.

Ningún palo en Talsa queda desatendido de la mirada de su Dirección que procura estar siempre al tanto de las últimas novedades tecnológicas para incorporarlas a su empresa que goza de ser una empresa puntera en cuanto a tecnología, Recursos Humanos, Seguridad y política de empresa.

El catálogo de maquinaria Talsa se reduce a cinco funcionalidades de máquinas: embutidoras, amasadoras, picadoras, cutters y marmitas, pero todas ellas gozan de varios modelos y tamaños cuyas características y ventajas van superándose con los nuevos modelos.

En general son máquinas robustas, fáciles de limpiar pensando en la higiene que debe requerir este sector y sencillas y seguras.

Han sido diseñadas para permitir un acceso a todos sus componentes, y así posibilitar un cómodo mantenimiento y limpieza.

De entre todas sus máquinas, las amasadoras son la estrella TALSA, su sistema de palas ha sido patentado. Realiza un trabajo doble, mientras uno de los brazos extrae la masa del fondo de la artesa a la superficie, el otro efectúa el proceso inverso duplicando el rendimiento de la máquina y reduciendo el tiempo de amasado a la mitad.

Su red de distribuidores le permite trabajar seguro, siendo a través de ellos con los que Talsa se incorpora al mercado, estableciendo un sistema de trabajo on line para pedidos de máquinas, así como de piezas respondiendo los 365 días del año.

Los destinatarios de estas máquinas son en su mayoría establecimientos de elaboración de embutidos, en donde todas las máquinas de su catálogo hacen alguna función del proceso y  todas ellas son robustas, elegantes, sencillas en su manejo y de fácil limpieza con un servicio post-venta y de reposición de repuestos casi inmediato.

MAQUINAS PARA LA INDUSTRIA CÁRNICA

MAQUINAS PARA LA INDUSTRIA CÁRNICA

Talsa empresa innovadora industria carnica

DISTRIBUCIÓN Y CALIDAD

Embutir, Amasar, Picar, Cortar y Cocer… estas son las máquinas necesarias para la industria cárnica, en concreto para carnicerías y que Talsa vende a través de sus distribuidores, los cuales le garantizan las ventas con todas las garantías de la marca TALSA.

TALSA tiene una red de distribución de sus máquinas en más de 60 países, y sigue abriendo mercado en todo el mundo.

Sus distribuidores forman una red de agentes directos preparados para después de realizada la venta, hacer la puesta en marcha de las máquinas y ofrecer un servicio técnico post venta totalmente profesional desde la reposición de piezas y mantenimiento técnico, marca TALSA.

El uso de componentes eléctricos e industriales standard dan una fiabilidad permanente a sus máquinas en todo el mundo.

TALSA se toma en serio la calidad y lo ha demostrado ya no solo en el producto final del que sigue pendiente de mejorar, gracias a su labor de investigación y su entrega al I+D+i, sino a la gestión impuesta en todos los departamentos de la empresa en cuanto a seguridad e higiene y calidad.

La apuesta por la tecnología es una obligación además de una vocación. NO se entiende el progreso sin ella y la tecnología 3D permite a Talsa actualizar sus máquinas en continua colaboración con sus más de 200 proveedores con la finalidad de ofrecer un producto actual, robusto y fiable al mejor precio. No hay más que ver su catálogo de máquinas para entender su filosofía.

En sus 6.000 m2 la fábrica y el almacén aglutinan un montante de piezas y componentes para poder enviar el 90% de los pedidos de máquinas pequeñas y medianas en solo 1 ó 2 días laborables.

Las máquinas industriales de gran capacidad serán servidas en el plazo máximo de dos semanas, lo cual les hace estar en los primeros puestos de la industria.